Facelift

/ Facelift
facelift-image.png

La ritidoplastia o comúnmente llamado ¨facelift¨ es el procedimiento de elección para lograr una mejoría de los signos visibles del envejecimiento de la cara y cuello.

El lifting facial no puede detener el proceso de envejecimiento, pero puede mejorar los signos más visibles mediante el tensado de las estructuras más profundas, la readaptación de la piel de la cara y el cuello, y la extirpación de áreas seleccionadas de grasa.

Un lifting facial puede realizarse aisladamente, o en conjunto con otros procedimientos, como un lifting de cejas (frontal), liposucción, cirugía de los párpados o cirugía nasal. El lifting facial se individualiza para cada paciente.

El mejor candidato para un lifting facial es el que tiene una cara y cuello que han empezado a relajarse o caer, pero cuya piel tiene elasticidad y cuya estructura ósea está bien definida.