A medida que nuestros rostros envejecen, también lo hacen nuestros labios. La región oral tiende a caer y hundirse. La pérdida de volumen es solo una parte de la explicación de este fenómeno, la degradación de la estructura de la piel y su tejido de soporte son tan importantes.

La cara masculina generalmente tiene un labio superior largo con poca o ninguna visibilidad de los dientes superiores. La cara femenina juvenil se caracteriza por una distancia más corta entre la base de la nariz y el labio superior con más visibilidad de los dientes.

 

Es un rasgo femenino típico que también caracteriza a la juventud, en contraposición a la caída del labio superior y al encubrimiento de sus dientes, que caracteriza el proceso de envejecimiento.

png-transparent-lip-balm-lip-augmentatio