Otoplastía

/ Otoplastía
otoplastia.png

Los pacientes deben esperar tener dolor, inflamación y moretón los primeros días.

Después de una otoplastía, las orejas se tapan con vendas para protegerlas y sostenerlas.

Es probable que sientas molestias o picazón. Toma analgésicos según lo recomendado por el médico. Si tomas analgésicos y la molestia aumenta, comunícate con el médico de inmediato.

Evita dormir de costado para no ejercer presión sobre las orejas. También intenta no frotar ni aplicar fuerza excesiva en las incisiones. Es recomendable usar camisas abotonadas o con cuellos amplios.

Unos días después de la otoplastía, el médico te quitará las vendas. Es probable que tengas las orejas hinchadas y enrojecidas. Puede que, durante algunas semanas, necesites usar por la noche una vincha floja que cubra tus orejas. De este modo, evitarás que las orejas se muevan hacia adelante cuando te des vuelta en la cama.

Consulta con el médico cuándo te quitarán los puntos (o si lo harán). Algunos puntos se disuelven solos. Otros se deben extirpar en el consultorio del médico en las semanas siguientes al procedimiento.

Recuperación